2

Volviendo a la realidad…

Holaaaaa, hoy se me hace a mi que es martes con cara de lunes… ¿A qué no querías levantarte cuando sonó el despertador? (pero esto hoy más que nunca)

Hoy no vengo a hablarles de mis própositos para el nuevo año, ni de lo bueno que se portó el niño Dios o los Reyes Magos conmigo, eso en otra ocasión, porque antes debo poner orden a mis ideas, mis proyectos y sobretodo a mi casa. Ayer se dió fin a la temporada navideña y yo no puedo estar más feliz. Pero con una casa patas pa’ arriba.

Hoy muchos debemos volver a la realidad y encontrarnos con la rutina. Hoy muchos vuelven de vacaciones y se encuentran con miles de correos sin responder, lista interminables de cosas por hacer, torres de papel por revisar y casas por arreglar. Este último es mi caso, después de tanta fiesta, de reuniones familiares, de encuentros con amigos, de paseos casuales en familia, de gastos interminables, comelonas en casa de los abuelos, y miles de cosas más. Mi casa se encuentra en un abandono absoluto.Parece que hubiera pasado uno de los renos de Papa Noel y se haya divertido a lo grande. O que los Reyes Magos hubieran estado de rumba toda la noche en mi casa.

Vía:

Sigue leyendo