1

Una boda en el campo

¿Quién dijo que casarse en el campo no era elegante? Sino me hubiera casado en la playa muy posiblemente hubiera decidido hacerlo en el campo. Entre montañas, mucho árboles, y muchas muchas pero muchas flores. Y por eso esta boda llamó mi atención y me cautivó con cada uno de sus detalles.

Me pareció una celebración simple y estilosa, sin muchas arandelas y con un estilo rústico que tanto me está gustando ahora. Tiene ese toque especial y diferente que aporta la naturaleza. ¡¡Es fantástica!!

Sigue leyendo

Anuncios