Mis 15.901.200 segundos como mamá

Hoy exactamente cumples 6 meses mi pequeña frijolita… 184 días desde que un 23 de julio te vi por primera vez y que he sido tremendamente afortunada. No recuerdo otro momento de mi vida, que mi sonrisa fuera perpetua y que mis miedos estén más que nunca a flor de piel.  No puedo comparar esta etapa de mi vida con ninguna otra, ni siquiera me imaginé que ser mamá fuera así. Ni sabía que es querer hasta que duele. Ahora sé que es sentir un amor extremadamente bello.

No es fácil, nadie dijo que lo fuera, es abrumador, agotador y durísimo, pero es de lejos lo mejor que he hecho en mi vida.

luciamphoto2013_sherylp_38Lucía M Protography

Llegaste sin avisar, 3 semanas antes de lo previsto, ni siquiera me imaginé que llegabas, de hecho pensé que tenía dolor de estómago el día de las contracciones, pensaba que las crispetas del cine me habían caído mal. Me controlé yo misma esos pequeños dolores y llené la bañera para darme un masaje relajante a las 3 am, sin saber que eras tú, ansiosa por que te conociera (ahora pienso eso). Estaba confundida, no podía pensar, no podía ni decidir si ir o no al hospital. Las cosas de mamá primeriza.

El dolor que sentí, es algo que puedo afirmar que es lo más hermosamente horrible que he sentido.. pensaba ingenuamente que era cierto lo que todas las abuelas dicen, ya verás que cuando la veas, te olvidas del dolor. Así que me imaginé que me inyectaban alguna droga que me hacía olvidar lo mucho que duele. Ahora el recuerdo se ha ido esfumando poco a poco de mi memoria, y entiendo a que se referían.

Cuando naciste me sentía increíblemente anonadada, mi cara era de asombro absoluto, de incredulidad extrema y de alegría infinita. No sé cómo se puede sentir todo eso a la vez, pero mi cara lo reflejaba todo, una cara que no olvidaré jamás. (me vi en un vídeo y en muchas fotos).

Todos estos meses a tu lado han sido una aventura, una montaña rusa de sensaciones extremas, como no poder dormir la primera noche que te tenía conmigo, porque pensaba que no ibas a poder respirar, (al final el sueño me venció, pero aguanté muchísimo hasta que tu papá se levantó y lo dejé cuidando como un policía), como la primera vez que te tenía que cambiar el pañal y que te quedaba grandísimo o que te lo tenía que cambiar rapidísimo para evitar que te orinaras nuevamente en mi cama, o la primera vez que te dí tu primer baño y que sólo llorabas. O cuando metí el tetero en el micro hondas, con tapa y demás y resultó una bomba de tiempo. O la primera vez que te eché más cereal que leche y te estreñí un poco, la primera vez que te vi tomar tu tetero, comer tu primera papilla, derramarme todo en el piso y ensuciar toda la alfombra. La primera vez que te has hecho caca espaldona. Ahora vuelvo a vivir primeras veces y es de otro planeta.

luciamphoto2013_sherylp_34Ahora experimento las maravillas de hablar “susurrando” para no despertarte, de caminar con la punta de los pies todas las noches para no hacer ruidos y que al llegar a la puerta te despiertes llorando. Ahora tengo un repertorio de canciones que me invento para calmarte y dormirte (yo creo que he cantado hasta el himno nacional). Ahora estoy llena de por si acasos hasta el punto de no poder con el bolso de tanto chechere que llevo. Ahora te beso y te digo lo que te quiero cada uno de mis días. Ahora experimento al final del día la alegría absoluta al contemplarte mientras duermes y sonríes.

Me has convertido en acróbata y malabarista para dejarte en tu cuna sin que te levantes. Me has hecho querer más a tu papito, por darme la oportunidad de tener esta familia tan maravillosa. Me has convertido en especialista en masajes para aliviar tus gases y cólicos. Has puesto a prueba una y otra vez mi paciencia. Y aunque al principio coma un poco a deshoras y me bañe a la velocidad de un rayo, haya perdido mi bolso en medio del tuyo, todo eso no es comparable con tenerte en mi vida.

Ahora muero con tus sonrisas mañaneras, con tus labios haciéndome pucheros, con tus ojos mirándome fijamente, con mis paseos contigo al parque, con tu olor. Ahora me derrito viendo a tu papito quererte, viendo tu cara cuando nos revolcamos en la cama juntas y te ríes a carcajadas todas las mañanas cuando te despiertas. Ahora disfruto de pequeñas cosas, como el darte la teta una y otra vez, con el mirarte y ver lo sana y fuerte que estás. El ver cómo te das la vuelta, cómo te miras al espejo y te mueres de la risa, en cómo te vas sentando tu solita, en tus caras al comer, en tus baños con tu papito.

Ahora mis días tienen otra protagonista, duermo mucho menos que antes y mis tareas cotidianas se han vuelto más complejas. Ahora tengo una familia maravillosa y un amor que no sé donde me cabe.

Y fue así como de repente me convertí en mamá, en tu mamá y soy inmensamente feliz…

P:D: Después de todos estos segundo a tu lado, me siento privilegiada de ser tu madre.

Si quieres seguirme en Facebook y no perderte de nada, puedes hacerlo aquí.

Anuncios

19 comentarios en “Mis 15.901.200 segundos como mamá

  1. tan linda ella me has echo llorar porque te imagino esas experiencias que estas viviendo eso es ser mama mamita por eso nosotros los queremos muchossss a todos porque vivimos todas esas experiencias

  2. Que sentimiento bello se debe sentir, yo que aun no toco a frijolita y ya siento q la amo inmensamente! Me derrito con tus fotos y no me imagino cuando te tenga en frente!!! Que bendición a sido frijolita para toda la familia!!

  3. Sencillamente hermoso y muy real, quienes hemos tenido la increíble experiencia de ser madres sabemos que estaremos dispuestas siempre a dar la vida si es necesario por nuestros hijos. Muy linda tus palabras. Dios continúe bendiciendo esa bella familia.

  4. Awww también he llorado al leer y recordar quw pronto entenderé aún mas tus sentidas palabras!! Pq desde ya en mi barriga siento ese amor por sofy y aún no la conozco, aún no miro sus ojitos brillar pero sé q será la mejor experiencia de mi vida!! Dios te ha premiado desde siempre y me alegra q esa que formaste sea llenada de su amor y de su gracia!! Los quiero…

  5. Pingback: Cuando tu pequeña hija no es glotona | Pepita Pancracia

  6. Pingback: Confesiones de miércoles | Pepita Pancracia

  7. Pingback: 1 año… | Pepita Pancracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s