Dos sílabas – Una palabra: Mi 2014

Ohhh!!! Resulta que hoy ya estamos a 15 de enero y yo sin hacer la lista de propósitos de este año, desde hace dos años la hago con el Sr. Pepito, intentamos marcarnos objetivos y metas conjuntas y a final del año pues hacer un balance, ya saben lo típico. Solemos irnos de cena romántica e ir anotando nuestros deseos. Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que lo hicimos (momento cursi del post).

Este año no es que no haya querido hacer lista, entre los corre corre del fin de año, la preparación de la cena, mi pequeña, la compra de regalos, la organización de la casa (no me gusta que reciba el año sucia), la celebración de reyes, entre miles de cosas más, se me fue imposible hacer una para el 2014.

Así que pensando y pensando, he decidido elegir una palabra que marque mi hoja de ruta para este nuevo año. Algo que me identifique y que sea completamente yo. Quería una palabra que fuera amplia de significado y que yo pudiera acotarla a mis límites.

Una palabra que fuera corta. Que fuera sencilla. Que la recuerde con facilidad.

¿Quieres saber que palabras es?

Vía: Secret World Pic

He elegido para este año 2014 la palabra

SAL – TAR

Me llegó de repente, mientras había descartado otras dos que previamente había escrito. Me vino a la cabeza sin más. Y encajó perfectamente en todo lo que quería para mí, este año.

Ese paso entre la duda y la decisión. Ese pequeño espacio que hay entre el piso y los pies. Esa pequeña brecha que te separa del miedo. ¿Saltar o no saltar? . Es lo que quiero alcanzar este 2014.

JumpUn salto de ser una cocinera imperfecta a cuasi perfecta.: Mejorando mis dotes culinarios con comida sana, con recetas atractivas, platos ricos y equilibrados. Cuidando la dieta de mi marido. Platos fáciles y saludables que pueda compartir con ustedes.

Un salto de ser una ama de casa desordenada y desesperada a ser una generala del orden.: (esta le gustará al Sr. Pepito) organizando mi horario de trabajo, mis tareas cotidianas, mis quehaceres en la casa, no dejando acumular la ropa para lavar, planchar, exterminar el polvo de mi sala… Cuidando mejor mi jardín. Que huela siempre tan bien, que no quiera irme nunca de aquí.

JumpUn salto de ser una viajera apasionada a una viajera guerrera, es que no renuncio a seguir conociendo otras culturas, otros paisajes, otros atardeceres, otros husos horarios, pero esta vez con pañales, teteros, leche, compotas, y todo un arsenal que puede hacer un viaje más complejo.

Un salto de ser una fotógrafa casual a una fotógrafa amateur, que siga mejorando mi técnica en las fotos, que pueda hacer álbumes para compartir con los míos. Inmortalizar momentos únicos, fuera de lo común, recuerdos con mi marido y mi hija del día a día. Que pueda poner esas fotos en mi casa, recordando los bellos momentos vividos.

Vía: Flickr

Un salto de tener proyectos caseros a proyectos más profesionales, crecer en la estética de todo lo que haga, la manera en lo que lo presento, en que se lo comparto al mundo. Proyectos que entre por los ojos y que enamoren. Proyectos que me permitan llegar a más personas.

Un salto de tener un blog en solitario a un blog con colaboraciones, atreverme a unir fuerzas y a sacar proyectos lindos adelante, en compañía, con la ayuda de personas talentosas y que compartan los mismos gustos y aficiones.

Un salto de ser una mujer que vive en pijama a una mujer más estilosa, que ando lo menos atractiva en mi casa, todo el día con un moño en la cabeza, (que se enreda más que quien sabe), de la lavadora sólo sale un arsenal de pijamas. Prometo tener un look más chic en casa.

Vía: CaliVintage

Un salto de la vida de tecnológica agitada a una vida tecnológica más slow. Para dedicarle a mi marido su tiempo, a mi hija sus momentos y a mí el mío, el saber cuándo desconectar, de vez en cuando. (difícil lo tengo)

Saltar bajo la lluvia, con sol, con frío, en la playa, en la montaña, en la ciudad en el campo, saltar muros, rejas, bordillos, obstáculos, pero SALTAR.

Jump2Y si salto al vacío, no tendré miedo porque tengo un marido increíble, una familia inigualable y unas amigas (las de verdad) que estarán ahí siempre para levantarme o para servirme de colchón y no permitir que el golpe sea tan fuerte.

Ha sido un ejercicio que me ha encantado, porque no es el típico momento lista interminable de cosas que quieres hacer este año, (el cual te entra un poco de estrés al verla y saber que es imposible alcanzarlo todo), sino que una palabra sea tu guía. Ha sido muchisímo más fácil. Si no has hecho una lista, una palabra te puede servir para marcarte metas, para que te sirva como guía. Como pauta

¿Y tu palabra cuál es? Piensa en una para tí. Y compártemela. ¿Me acompañas a saltar?

Anuncios

Un comentario en “Dos sílabas – Una palabra: Mi 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s